¿Dónde guardo mi colección de…?

Muchos de nosotros guardamos con una mezcla de ilusión y desespero aquella colección de vinilos que empezamos de adolescentes. O de posters de películas. O de muñecas vintage. O de comics de superhéroes. O de un largo etcétera. La parte de la ilusión está clara de donde viene, el sentimentalismo que nos aportan todas las unidades de esas colecciones es impagable. La parte del desespero también se intuye por donde va: ¿Dónde la meto?

colección discos

La opción más drástica es deshacerse de ella.: por la vía rápida (tirándolo a la basura) o por una más lucrativa (venta con cualquier app al efecto). Pero si pensamos un poco más allá veremos que no hace falta ponernos tan tremendistas. Si llevamos décadas armando nuestra colección con esmero, daría un poco de pena olvidarse de ella por culpa de unos metros cuadrados de menos.

Y ahí entra Trasters Bonanova, unos metros cuadrados de más que serán suficientes para salvaguardar tu colección hasta nuevo aviso. Hasta el día que te animes a comprar un tocadiscos old style, o que decidas decorar el salón como un pequeño Hollywood, o que tus hijos quieran descubrir cómo jugaban sus abuelos, o que quieras releer las aventuras de Superman. O un largo etcétera.

El valor sentimental de estas colecciones merece en muchas ocasiones no perderlas para siempre. Sin olvidarnos del valor útil, porque escuchar una grabación original en vinilo no es lo mismo que en Spotify, o que tu hijo juegue con una muñeca como las de antes le aportará cosas diferentes a lo que hace la tablet.

Colecciones lo que colecciones: discos, libros, muñecas, juguetes, botellas, estatuas de elefantes, instrumentos, ¡lo que sea!… un trastero es la mejor solución para evitar las discusiones familiares. Además, la atmósfera que un trastero proporciona es muy adecuada para cualquier tipo de colección, manteniendo unas óptimas condiciones de humedad, temperatura y aislamiento.

Si no quieres dejar pasar esa oportunidad, contacta con nosotros y mantén tu colección a buen recaudo.