¿Cuánto le cuesta realmente un trastero a una empresa?

Las empresas, a diferencia de las personas físicas, pueden deducirse algunos gastos en su contabilidad, de manera que el coste real de algunos de esos gastos no son los que parecen a simple vista, ni coincide el coste con el precio pagado.

Primero, una puntualización: este artículo se refiere a todo tipo de sociedades y también a personas que coticen bajo el régimen de autónomos.

ahorro trastero

El caso es que nos ocupa, el alquiler de un trastero, es un gasto deducible en la práctica totalidad de actividades, sea cual sea el epígrafe en el que una determinada sociedad o trabajador autónomo esté inscrito. Esto es debido a que cualquier actividad, la que sea, puede requerir los servicios de un trastero. Es prácticamente imposible que se demuestre que una actividad concreta no necesita algo de espacio extra, por lo tanto, la factura de un trastero es siempre computable como gasto, a efectos de IVA y a efectos de contabilidad y balance de la empresa, en consecuencia, a efectos de impuesto de sociedades.

Dicho esto, vamos a tratar de responder a la pregunta inicial: ¿Cuánto le cuesta realmente un trastero a una empresa? Como siempre en estos casos, la respuesta correcta es ‘depende’. Depende obviamente del coste del trastero, y depende también del beneficio que obtiene la empresa al final de un determinado ejercicio.

Pongamos por ejemplo que el coste mensual de un trastero es de 83€, por 12 meses, 1.000€, IVA a parte. Pongamos por ejemplo que la empresa que tributa en régimen general y no tiene deducciones especiales, por tanto, el impuesto de sociedades que le corresponde es del 25%.

En ese caso, tenemos:

  • La empresa paga: 1.000 € + 21% IVA = 1.210€

Sin embargo, el coste que le supone a la empresa es el siguiente:

  • Compensación del 21% de IVA con IVA soportado: -210€
  • El beneficio de la empresa se reduce 1.000€, en consecuencia, se reduce su impuesto de sociedades un 25% de 1.000€ = -250€
  • Coste real del trastero: 1.210€ – 210€ – 250€ = 750€

Haciendo sencillos cálculos obtenemos que el coste real del trastero es solamente del 61% de precio pagado, sin duda un buen negocio a nivel fiscal.

Recuerda que esta deducción solamente la podrás hacer si el trastero te proporciona una factura legal, donde figuren claramente el desglose de IVA y los datos fiscales de la persona jurídica en cuestión.

Si necesitas un trastero en Barcelona, puedes encontrarnos en Teodora Lamadrid número 44.

Las ventajas de vivir en un piso pequeño

Vivir en un piso pequeño es obvio que tiene algunos inconvenientes, siendo la falta de espacio, el mayor de todos ellos. Por un lado, la falta de espacio se puede suplir fácilmente, por ejemplo, contratando un trastero. Pero por otro lado, vivir en un piso pequeño también tiene una serie de ventajas que pasamos a nombrar:

Vivir-en-un-piso-pequeño

Limpieza: la principal ventaja es la más obvia: se tarda mucho menos en limpiar y ordenar. Lo mires como lo mires, es una ventaja grande, tanto si lo haces tú mismo, como si contratas a alguien que lo haga por ti.

Gasto: el alquiler o compra de un piso pequeño siempre suele ser más económico que el de uno más grande. En esa misma línea van los gastos de mantenimiento, impuestos, etc… así que vivir en un piso más pequeño nos permitirá ahorrar un buen dinero y, por ejemplo, invertirlo en unas buenas vacaciones.

Confort: vivir en un piso pequeño nos permitirá una mejor regulación de la temperatura, especialmente en invierno, cuando será mucho más sencillo (y barato) mantenerlo en una temperatura agradable, ahorrando dinero y haciendo un uso mucho más racional de los recursos energéticos. ¡Todo ventajas!

Orden: el hecho de disponer de menos espacio, a la fuerza, nos obligará a tener menos enseres y a tenerlos más ordenados. El número de metros cuadrados es directamente proporcional al desorden generado y a la cantidad de cosas almacenadas, así que aligerar el espacio nos permitirá vivir en un lugar con mucho más orden, más habitable al fin y al cabo.

Fiestas: ¡olvídate de tener que recoger tras una fiesta! Tener una casa pequeña es la excusa perfecta para no tener que ser el anfitrión de tus invitados.

Hemos listado algunas de las mayores ventajas de vivir en un piso pequeño. ¿Sabes más? ¡Usa los comentarios!

Lo que está claro es que si vives en un piso pequeño, es muy probable que necesites más espacio. En ese caso, te invitamos a que nos visites en TrastersBonanova y veas las posibilidades de almacenaje que tenemos a tu disposición. ¡Te esperamos!