Guardar una alfombra en el trastero

A medida que vamos dejando atrás el invierno, apetece equipar la casa en modo primaveral o veraniego. Una de las manera de darle un aire más fresco a la vivienda es prescindir de las alfombras que nos han acompañado y reconfortado durante los meses más fríos del año.

alfombra trastero

En el presente post vamos a ver cómo almacenar una alfombra correctamente, para encontrarla en perfecto estado unos meses más tarde, cuando en otoño decidamos desempolvarla del trastero. Las dos fases principales de este proceso van a ser la preparación de la alfombra y su doblado y empaquetado.

En primer lugar, convendrá dejar la alfombra lo más limpia y aireada posible. Para ello, lo ideal es llevar la alfombra a una tintorería o tienda especializada para que le den un repaso completo. Sin embargo, si por comodidad o coste no se desea llevarla al tinte, será mejor seguir unos sencillos pasos para realizar esta preparación en casa y sin ayuda externa. Recomendamos en primer lugar aspirar a fondo la alfombra, con una aspiradora potente y siempre usando el accesorio adecuado al tipo de tejido de la alfombra. Una vez aspirada, aconsejamos siempre sacudirla para acabar de sacar la suciedad. A partir de ahí, recomendamos airear la alfombra durante al menos 24 horas, dejándola algunas horas al sol (siempre y cuando el tejido de la misma no lo contraindique). De esta manera eliminaremos por completo la humedad que como hemos dicho en otras ocasiones es el peor enemigo de los trasteros. Aunque es obvio, habrá que ir con especial cuidado con el parte meteorológico para que no nos llueva en las horas que la tengamos aireando.

Una vez perfectamente limpia y seca, llega el momento más delicado, embalar la alfombra para guardarla algunos meses. De todas las maneras posibles de almacenarla, lo mejor es enrollándola en posición horizontal. Conviene no apretar mucho la alfombra, de esta manera, ocupará un poco más, pero no cojerá formas viciadas. Bajo ningún concepto recomendamos doblar de ninguna manera una alfombra, puesto que tras algunos meses es muy fácil que puedan aparecer marcas o dobleces que será muy complicado eliminar.

Una vez la alfombra esté enrollada, recomendamos protegerla, por ejemplo, con papel de embalar. El papel tiene unas propiedades mucho mejores de transpirabilidad que por ejemplo el plástico. Cuando esté enrollada y embalada aseguraremos que no queden agujeros por donde pueda colarse suciedad y preferentemente la guardaremos de forma horizontal si es posible y nos cabe por espacio. De no disponer de suficiente espacio, se podrá hacer también verticalmente, siendo una posición oblicua la menos aconsejable.

Siguiendo estos consejos podrás almacenar tu alfombra y encontrarla como nueva la temporada que viene. Si te quedan dudas, estaremos encantados de atenderte, en Barcelona, en la Calle Teodora Lamadrid 44.

¿Dónde guardar los disfraces de Carnaval?

En estas fechas es habitual que los más pequeños de la casa, y los no tan pequeños, se disfracen de las temáticas más variopintas. Como cualquier celebración efímera, Carnaval solamente dura un día, o máximo varios si se hace en diferentes celebraciones. En cualquier caso, tras los festejos, aparece un problema recurrente: ¿Dónde guardar los disfraces de Carnaval?

Carnaval trasteros

Son prendas de ropa de uso muy poco habitual, pero tampoco queremos desprendernos de ellas, puesto que pueden servir para otra ocasión. Sin embargo, el espacio en el armario es muy preciado y no queremos ocuparlo con algo que no volveremos a usar seguro hasta dentro de un año, o si acaso tenemos alguna fiesta de disfraces antes de la siguiente cuaresma. Así pues, ante tal situación, hacer una caja de disfraces y almacenarla en un trastero, seguramente sea una buena decisión.

Quién más quién menos, toda familia tiene una caja o maleta repleta de posibles disfraces: sombreros imposibles, bolsos, telas de colores, ropa antigua a la que darle un segundo uso, un abrigo de la abuela que podría servir para un disfraz, complementos de lo más variados, antifaces, gafas y narices postizas, pelucas de colores, collares hawaianos, camisas pasadas de moda, faldas de colorines… Estos son los más habituales, pero la relación podría alargarse hasta el infinito. En todo caso, y hasta la siguiente celebración con disfraz de por medio, todo lo anterior no nos será necesario, por lo que sacarlo de la estancia principal y almacenarlo en un trastero parece una buena idea para optimizar el espacio en los armarios.

Si en casa tenemos niños, con mucho más motivo deberemos almacenar estos disfraces. En primer lugar porque las celebraciones infantiles son muy proclives a los disfraces y en cualquier momento nos puede tocar disfrazar a los más pequeños de la casa. Y en segundo lugar, porque los disfraces son un excelente entretenimiento para los niños, fomentan su creatividad y su ingenio y pueden ser una muy buena manera de pasar una tarde agradable, por ejemplo, cualquier domingo lluvioso donde no se puedan realizar actividades en el exterior.

Si estás en Barcelona y necesitas un lugar donde dejar ordenados tus disfraces tras este Carnaval, ven a vernos. Nos podrás encontrar en la calle Teodora Lamadrid 44, estaremos encantados de atenderte.

El saber sí ocupa lugar

Sea o no épocas de exámenes, todos, acumulamos en mayor o menor medida libros, apuntes y documentos en la mesa del comedor o en cajones que fácilmente se llenan.

En este sentido, nos preguntamos… ¿Los libros están invadiendo tu espacio vital? Quizás ha llegado el momento de poner orden y reservarles un sitio. ¿Qué no tienes espacio para tanta lectura? Una buena opción sería seleccionar los que realmente quieres tener siempre a mano y aquellos que querrás tener para siempre, dejarlos bien almacenados en un lugar donde el orden y la limpieza impera de primeras. ¡Tenemos la solución! En Trasters Bonanova, te los guardamos.

Libros Trastero

Además, os dejamos algunas recomendaciones que os pueden ser útiles para guardar todo el arsenal de libros y papeles, criterios que aplicamos también en nuestros almacenajes:

  • La luz solar es el enemigo más notable de nuestros libros. La exposición a la luz ultravioleta termina por borrar los colores y las letras de las hojas, además de secar el papel. Por ello, es importante mantener los libros alejados del sol.
  • La temperatura es también un factor a tener muy en cuenta. Una temperatura templada (alrededor de los 20 grados), evitando la humedad y la sequedad será el ambiente ideal para ello.
  • Los insectos que devoran literalmente nuestros libros. Hay varios y algunos de ellos microscópicos que aunque no los veamos, van haciendo su trabajo debido a sus necesidades vitales.
  • La limpieza y el orden. Aunque parece obvio, quitar el polvo de la estantería y los libros y ventilar de vez en cuando, es imprescindible. Igualmente el orden, la mejor colocación de los libros es en vertical. El apilarlos provoca que se compriman y que el lomo se degrade.

Estas son algunas sencillas instrucciones que compartimos para mantener los libros almacenados en el perfecto estado.

Por todo, si estás en Barcelona y te interesa tener un espacio extra para almacenar todos tus libros y apuntes de forma ordenada y limpia, contáctanos, estamos en Teodora Lamadrid 44. Puedes consultar precios y disponibilidades, sin compromiso, aquí.

¡Cambio de armario!

¡La primavera ya ha llegado! Las temperaturas son más agradables y los días mucho más largos. Es el momento de hacer el ¡cambio de armario!. La ropa de invierno, los abrigos, las bufandas, los edredones nórdicos, las mantas, es el momento de que desaparezcan de nuestra vista hasta el otoño que viene.

ropa-invierno-trastero

A la hora de hacer el cambio de armario suele surgir siempre el mismo problema, el espacio. Obviamente la ropa de frío ocupa mucho más espacio que la de verano y es muy fácil que en estos meses hayamos acumulado más cosas que hagan que no quepa todo donde el año pasado había cabido. Un trastero puede ser la mejor solución para evitar este problema, y desde Trasters Bonanova os vamos a dar algunos consejos para poder guardar la ropa de invierno y que dentro de unos meses siga estando estupenda.

Nuestro primer consejo es guardar la ropa lavada y seca. Para este lavado de “fin de temporada” conviene no usar mucho detergente ni suavizante para que la ropa quede lo más neutra posible y sin olores apreciables.

Otro consejo es no planchar la ropa antes de almacenarla para no dejar fijada suciedad ni tampoco líneas que pasados los meses pueden quedarse casi fijas en la ropa. Una buena idea es guardar la ropa enrollada, de esa manera no se quedarán marcas de doblado durante meses.

Habrá que prestar especial atención a prendas delicadas, como pueden ser trajes o abrigos, o prendas de piel o de lana. En general cualquier prenda, pero estas especialmente conviene guardarlas con cuidado, siendo los materiales nobles la mejor opción. Esto es: perchas de madera, fundas de tela, cajas de cartón o madera, siempre es mejor que plásticos. Sin embargo, existen fundas de plástico semi transpirable especialmente diseñadas para guardar ropa durante largas temporadas que también pueden ser una buena opción.

Los edredones, mantas y en general la ropa de cama, lo ideal es guardarlas en bolsas herméticas sin aire dentro, para conservar estos materiales de forma óptima hasta el año que viene. También conviene especial atención en el almacenamiento del calzado. Es una buena idea guardar todo tipo de calzado con papeles dentro, para evitar que cojan malas formas tras meses en una misma postura.

Una vez tengamos lista la ropa de invierno para guardarla, recomendamos seguir un orden almacenarla por categorías y/o usos, etiquetando convenientemente cada bulto. Una buena opción son cajas de plástico hermético, que además, al ser transparente, nos facilitará saber dónde está cada prenda almacenada.

Si deseas guardar tu ropa de invierno en un trastero en Barcelona, en Trasters Bonanova estaremos encantados de atenderte. Estamos en la calle Teodora Lamadrid 44. ¡Contáctanos!

¿Dónde tener tu propia bodega para conservar tus vinos?

El mundo del vino es una afición cada vez más consolidada en nuestra sociedad. Cada vez son más los que se animan a tener una pequeña bodega en casa, con una buena selección de caldos con los que sorprender a sus invitados. Los pequeños coleccionistas o aficionados de los vinos, sin embargo, suelen encontrarse en seguida con el mismo problema: ¿cuál es el mejor lugar para almacenar los vinos y que éstos se conserven a la perfección?

Una vivienda, y más un piso en la ciudad, no es el mejor lugar para almacenar vinos y que estos se mantengan óptimamente sus propiedades. Una vivienda está muy expuesta a los cambios de temperatura y de humedad, pero sobretodo a los cambios de luz y al contraste día-noche. Como cualquier buen aficionado a la enología sabe, un buen control de la temperatura, la humedad y la exposición a la luz, es básico de cara a la óptima conservación y maduración del vino.

Vino bodega trastero

Obviamente, no cualquiera puede permitirse tener una bodega, por un tema de espacio pero también de coste. Sin embargo, existe una solución perfecta para este tipo de aficionado al mundo del vino: ¡un trastero!

Los trasteros tienen muchas de las características que una bodega necesita: control exhaustivo de temperatura y nivel de humedad y óptimas condiciones de oscuridad; todo ello de forma segura y accesible 24 hora, al lado de casa.

En ese sentido, la cocina, o la galería de un piso son lugares muy poco apropiados para conservar vino o cava, ya que son los lugares de una casa más expuestos a los cambios de los elementos de la temperatura y la humedad.

Otra circunstancia importante es conservar el vino en posición horizontal, para que el corcho esté húmedo y no deje pasar aire al interior de la botella. Así pues, si llegamos a la conclusión de que la cocina no es su lugar, y además no tenemos suficiente espacio para guardar el vino horizontalmente en un lugar oscuro, la solución ideal es un trastero.

En Trasters Bonanova estaremos encantados de brindar por tu nueva bodega en Teodora Lamadrid 44. ¡Te esperamos!

¿Dónde almacenar un ala delta o parapente?

En las pistas de lanzamiento, que comparten, hay una amable pugna entre los aficionados al ala delta y al parapente, sobre cuál es el mejor utensilio para volar. Sin embargo, ambos aficionados comparten un mismo problema, el espacio para guardar el equipamiento entre salida y salida.

parapente trastero

Ambos deportes tienen un objetivo común: acercarse a uno de los retos más antiguos del ser humano, el poder volar. Dicen los que lo prueban que no hay marcha atrás, puesto que la sensación de paz que se produce planeando como un pájaro y divisando el paisaje desde las alturas no tiene parangón. Pero ya en tierra y de vuelta a la ciudad, los deportes del ala delta y del parapente se enfrentan a un problema más terrenal que es dónde poder almacenar de forma segura y cómoda los voluminosos materiales necesarios para su práctica.

En el caso del ala delta se trata una estructura grande, alargada, de difícil maniobrabilidad para entrarla a un piso, a un ascensor o similar, además del propio espacio que robará en la vivienda. Es por ello que se hace muy necesario poder acceder cómodamente a un trastero, a pie de calle y con buena accesibilidad. En cambio, el parapente es más fácilmente manejable, pero sin embargo es muy voluminoso y en una vivienda habitual no suele poder encontrar acomodo (no cabe en un armario normal, por ejemplo).

Por estas razones, los aficionados a estos deportes, suelen tener la necesidad de contratar un espacio extra de almacenamiento, donde además esté muy regulado el grado de humedad, ya que ésta puede dañar las velas y obligar a cambiar un equipo que es bastante costoso o, todavía peor, llegar a comprometer la seguridad del piloto.

Los trasteros de Trasters Bonanova son el lugar ideal para almacenar este tipo de equipamiento deportivo de altura. ¡Os esperamos!

Un trastero, el mejor aliado de un grupo de música

Uno de los grandes problemas que tiene un grupo de música, suele venir determinado por el espacio. El local de ensayo suele ser un quebradero de cabeza habitual: ruidos, alquileres cada vez más caros, peligro de robos, etc… son los problemas habituales. Por ese motivo, cada vez más grupos de música, especialmente los más amateurs, optan por usar salas de ensayo compartidas, que resuelven la mayoría de problemas, pero crean uno nuevo: ¿dónde almacenar todos los materiales e instrumentos?

trastero grupo de musica

Y aquí es dónde entran los trasteros, como la mejor opción para un grupo de música para almacenar su material, y de esta manera liberar espacio en las viviendas de los integrantes del grupo. Hay dos variables que en el caso de un conjunto musical se vuelven mucho más importantes. En primer lugar, la seguridad, ya que tanto los instrumentos como el resto de material (amplificadores, micros, etc…) tienen un alto valor, material pero también sentimental.

La segunda variable que en este caso toma relevancia es la accesibilidad al trastero, ya que los horarios de los grupos de música suelen incluir frecuentemente la nocturnidad. Poder acabar un concierto o un ensayo, recoger y almacenar, sea la hora que sea, el material en su ubicación definitiva, es para cualquier grupo un privilegio que muchas veces no ocurre, y obliga a incómodos desplazamientos al día siguiente.

Por todo lo anterior, para cualquier grupo de música un trastero, como los de Trasters Bonanova, es una excelente solución de almacenaje, ya que garantiza la solución a los problemas planteados: espacio, seguridad y accesibilidad 24 horas al día, 7 días a la semana, con total comodidad.

Así que si tienes un conjunto de música y necesitas una solución de almacenamiento no dudes en contactarnos o venirnos a visitar a Teodora Lamadrid número 44.

Cómo guardar cuadros en un trastero

En ocasiones anteriores, hemos tenido oportunidad de ver cómo almacenar diferentes elementos en un trastero (un sofá, un piano, instrumentos musicales, etc…). En la entrada de hoy vamos a ver cuál es la mejor manera para almacenar cuadros en un trastero.

Varios pueden ser los motivos para querer almacenar cuadros, uno frecuente es el de un aficionado o profesional de la pintura con exceso de producción, al que su casa o su taller se le quedan pequeños para almacenar sus cuadros. El segundo caso, también habitual es el del coleccionista de arte que tampoco tiene suficiente espacio para guardar su colección. Y el tercer caso, el más mainstream, es el de cualquier persona que en su mudanza o similar dispone de algún cuadro que custodiar.

muchos-cuadros

En cualquiera de los tres casos, el problema sigue siendo el mismo, cómo almacenar un cuadro para que no se dañe y pueda ser recuperado en perfecto estado tras un período ‘en la sombra’. Aquí os traemos algunos sencillos consejos que os pueden ayudar:

  • Recomendamos limpiar bien el cuadro antes de guardarlo. Será importante ser cuidadosos en la limpieza, para no dañarlo, utilizando productos adecuados así como utensilios suaves (cómo cepillos o gamuzas).
  • Una vez bien limpio, procederemos a su correcto embalaje. Recomendamos no acudir a los plásticos porque no dejan respirar al lienzo pudiendo dañarlo. Recomendamos envoltorios de papel, cartón o madera, ya sean especialemente diseñados para el embalado de cuadros o no.
  • Los momentos de traslado son los más sensibles a la hora de dañar una pintura, puesto que al ser un material frágil pero voluminoso, es fácil producir arañazos o incluso roturas irreparables en su traslado.
  • Una vez el cuadro está limpio y embalado, recomendamos guardarlo en el trastero de pie, nunca tumbado o apoyado contra otro elemento.

Siguiendo estas sencillas pautas, te será sencillo y seguro almacenar los cuadros que necesites. En Trasters Bonanova tenemos las instalaciones ideales para que puedas almacenar toda tu colección. Si tienes cualquier consulta, la resolveremos encantados.