Cómo elegir una empresa de mudanzas

En capítulos anteriores, hablábamos de las ventajas e inconvenientes de contratar o no un servicio de mudanzas cuando se hace un traslado. Imaginemos pues que la decisión ya está tomada y nos hemos decidido por contratar ayuda profesional. En este punto, las dudas permanecen. ¿Cómo elegir una empresa de mudanzas? A continuación algunas pautas:

Presupuesto detallado: el primer paso es simpre solicitar uno o más presupuestos, siendo lo segundo lo ideal. El presupuesto debe ser profesional y debe detallar todos los aspectos del traslado a realizar y las posibles coberturas y cláusulas principales del acuerdo.

Empresa mudanzas

Visita: es importante que personal de la empresa de mudanzas se desplace al domicilio desde el que se tiene que efectuar el traslado para evaluar los posibles problemas que puedan surgir y cuantificar la carga a transportar.

Inventario: para mayor seguridad y control, será ideal que la empresa seleccionada se encargue de la realización de un completo inventario de todo el material a trasladar. Esto facilitará el control y la posterior localización en el desembalaje. Además, servirá para saber si ha habido algun daño o pérdida durante el trayecto.

Contrato: la empresa de mudanzas te debe proporcionar un contrato que contenga, como mínimo los datos fiscales de la empresa, la fecha de inicio y de final, las indemnizaciones por incumplimiento, deterioro o extravío, el recorrido completo, el inventario y el precio.

Seguro: una empresa de mudanzas debe poseer obligatoriamente un seguro base. Ese seguro debe estar perfectamente explicado en el contrato. Además, una empresa de mudanzas solvente, debería poder ofrecerte otros seguros más avanzados que respondan a las posibles necesidades que puedas tener.

Preparación: la empresa de mudanzas que elijas debe informarte de cómo va a preparar tus muebles y demás enseres para el traslado. Una buena protección y clasificación de todos los elementos es básica para que nada se pierda o deteriore.

Tipo de mudanza: existen todo tipo de mudanzas para todo tipo de precios. Desde la llave en mano donde la empresa se encarga de absolutamente todo, al simple transporte de bultos, hay mucha variedad. Cada mudanza necesitará un servicio diferente y la empresa de mudanzas elegida deberá adaptarse por completo a esa necesidad.

Vehículos y máquinas: el material con el que la empresa de mudanzas trabaje nos dará una idea de su solvencia y seriedad. Si dispone de todo tipo de grúas, maquinarias, etc… será una empresa más confiable que otra que tiene una simple furgoneta.

Confianza: todo lo anterior es más o menos medible, pero la confianza es algo más subjetivo. Así que una vez evaluadas todos los ítems anteriores, nuestro consejo es que te decantes por la empresa que, dentro de tu prespuesto, más confianza te transmita.

Si durante tu mudanza necesitas un trastero en Barcelona, no dudes en contactarnos.

La eterna duda de las mudanzas

Cuando uno se enfrenta a una mudanza, sabe que va a vivir un momento complicado, se haga como se haga. Ante una mudanza, siempre asalta una duda que conviene tener claro como despejar: ¿Hago yo mismo la mudanza o contrato un servicio profesional?

Como en muchos aspectos de la vida, la respuesta correcta es depende. No es lo mismo enfrentarse a una mudanza de un piso alquilado amueblado, que de la casa de toda una vida. Tampoco es igual hacerlo a 500 kilómetros que a la vuelta de la esquina, o tener un cuñado con furgoneta que no tenerlo. Todos estos aspectos y muchos más son los que debemos tener en cuenta.

empresa de mudanzas

A continuación exponemos los pros y contras de cada una de las dos opciones, y una recomendación final.

Pros hacer la mudanza por mi cuenta
  • El precio: al no tener que contratar a nadie, nos vamos a ahorrar un buen pico
  • La delicadeza: está claro que nadie como uno mismo va a cuidar sus propias cosas
  • Los tempos: no habrá que cuadrar horarios, se puede plantear una mudanza sin demasiada planificación, cuando se dispone de tiempo, se hace, sin depender de terceros
Contras hacer la mudanza por mi cuenta
  • El peligro: no tener los equipamientos adecuados o no saber cómo manipular grandes cargas pueden producirnos lesiones de gravedad, tanto a nosotros mismos como a los diferentes materiales
  • Los favores: nunca uno va a poder hacer la mudanza solo y siempre se tendrá que pedir ayuda a algún familiar o amigo… que en algún momento se trasladará y tendrás que devolver el favor
  • El tiempo: hacer cajas, empaquetar, trasladar, desempaquetar, inevitablemente lleva un tiempo precioso, del que no podremos disponer
Pros hacer la mudanza con un servicio profesional
  • La seguridad: que sean profesionales equipados los que muevan los bultos más pesado nos aporta un plus de seguridad muy importante. Un servicio profesional nos evitará de problemas y lesiones.
  • La despreocupación: no tener que ocuparse de nada es un muy buen motivo para contratar un servicio profesional, ellos se encargan de todo
  • El seguro: una empresa profesional de mudanzas dispone de un seguro de responsabilidad por si en el ejercicio de sus funciones daña o rompe algun elemento, algo realmente útil cuando se encara una mudanza.
Contras hacer la mudanza con un servicio profesional
  • El coste: obviamente un servicio profesional tiene asociado un coste, que alto o bajo, deberá ser abonado.
  • El mal servicio: hay muchas empresas de mudanzas, de todo precio y condición, y en consecuencia hay servicios profesionales que no hacen honor a la palabra. El peligro de contratar una empresa de mudanzas que da un mal servicio es latente, por lo que recomendamos siempre tener alguna referencia anterior.
  • La decisión: elegir una empresa entre la inmensa variedad que hay, va a ocuparnos a su vez un precioso tiempo que conviene no pasar por alto.

En cualquiera de los dos casos, un trastero es el mejor aliado en cualquier mudanza pues nos facilitará el trabajo gracias al espacio extra que dispondremos. Si buscas un trastero en Barcelona, puedes encontrarnos aquí.