Un piano en un trastero

Hace algunas semanas veíamos en este mismo espacio las diferentes oportunidades que teníamos para almacenar instrumentos musicales en un trastero. Hoy vamos a dar una vuelta de tuerca más, hablando del instrumento que peor se lleva con el espacio: el piano.

piano-trastero

Tener la necesidad de guardar un piano es algo que sucede con relativa frecuencia, ya que debido a su gran volumen, es complicado buscarle emplazamientos adecuados. Es por ello que es habitual encontrar pianos en trasteros y en el post de hoy os vamos a dar algunas pistas sobre como proceder con un correcto almacenaje para que el instrumento no sufra daños.

El piano, como cualquier pianista sabe, es un instrumento muy delicado, que cualquier alteración le puede hacer perder afinación o cambiar el sonido. Los procesos de ajuste y afinado son incómodos y caros, por lo que es ideal tratarlos con sumo cuidado. Para almacenar un piano en un trastero, habrá que protegerlo. Y antes de embalarlo es muy importante que el piano esté completamente limpio.

Será importante limpiar con cuidado el polvo, tanto de su superficie, como entre las teclas. Una vez se haya hecho este proceso, vendrá el momento de embalarlo. Recomendamos protegerlo por una primera capa de mantas y posteriormente cubrirlo con plástico, vigilando no queden rendijas por donde se pueda colar polvo o humedad.

Una vez hecho esto, el piano se puede almacenar con tranquilidad en el trastero. En Trasters Bonanova tenemos las condiciones de temperatura y humedad muy controladas para poder conservar este tipo de instrumentos en perfecto estado. Sin embargo no está de más comprobar el correcto funcionamiento del mismo cada determinado número de meses.

Qué mejor manera de hacerlo que tocando un poco el piano en nuestras instalaciones. El piano, y nosotros, lo agradeceremos.